REALIDAD Y FANTASÍA

Regresé del trabajo... muy cansado y después de un rato abrí mi móvil para buscarla... solamente con la idea de ver si me había dejado algún beso de buenas noches. Allí estaba esperándome, aunque ya era algo tarde y no le gustaba trasnochar en diario.

_Hola amor, aun despierta? Te tengo dicho que llego tarde. No me esperes despierta... hay confianza, yo te arropo y mañana será otro día.
_No, casi no me encuentras, me iba ya.
_Yo estoy casi sin pilas... pero para un buen achuchón sí tengo.
_Uffffffff pues sí que me gustaría... hoy estoy un poco depre.
_Claro que sí, te mereces eso y muchisimo más... ven aquí mi niña. Te abrazo por la espalda... bajo por la espalda acariciando con mis labios tu piel. 
_Ainssssssssssss... maravilloso.
_Hasta llegar a tu culo... ahí ya no beso... te lo mordisqueo y empiezo a oír los primeros gemidos.
_Si, cierto... y sabes, empiezo a estar mojada.
_Lo noto amor... date la vuelta y déjame hundir mi boca en tu pubis... suave, terso, delicado... mientras aprietas con tus manos sobre mi pelo para que no huya de ahí.
_Tiemblo.
_Voy bajando por tus piernas hasta quedar postrado a tus pies...esa dulzura para mi boca sedienta de aquellos jugos que siguen saliendo entre tus piernas.
_Amorrrrrrrrr, qué delicia.
_Amor...no pude esperarte...me corrí.
_Ayyyyy...qué lástima amor pero estoy feliz porque estabas cansado y viniste a mí... yo me iba a la cama y te esperé. Ahora debo acabar lo que empezaste jajajajajaaja
_Y yo...cómo crees que estoy. De nuevo preparado para tomar mi postre... una deliciosa delicatessen... te mando foto...
_Nooooooooo, déjalo a mi imaginación.

..........................................................................................................................................................................................................

De nuevo estaba preparado para embestir como un animal... me había quedado satisfecho pero extrañamente la erección no bajó... no hubo descanso. Así que me fui a la cama, me desnudé, agarré mi polla y ahí empezó el festival de lujuria y desenfreno...

Te veo desnuda, sin preámbulos. Tomo tus pies y los lamo sin parar. 
Segura, como siempre, veo que te has puesto a cuatro patas con las piernas bien separadas sobre la cama... ven aquí cabrón y come sin parar mi culo.
Al rato, no puedo más... es una gata insaciable y me tumbo esperando un poco de descanso... pero deliciosamente, no es así.
Mi gata se sube sobre su tejado y mientras veo su increíble coño depilado, mete uno de sus pies en mi boca... 
Ahora los vas a comer, dedo a dedo, saboreando... 
Yo como buen perro que ama a su dueña, no veo el tiempo de acabar y le doy el máximo placer y mi gata se corre dejando su rastro encima del pecho... acotando su territorio, delimitando hasta dónde se pueden acercar las demás gatas.
En esos momentos, acerca su coño a mi boca, dejando que termine de caer  el resto de fluidos y embistiendo sobre ella... mi lengua le limpia ávida de tragar esos deliciosos aromas y sabores. Es el alma de mi gata, su interior... precioso.
Evidentemente, yo en aquellos instantes también me corrí... sobre su espalda... sin delimitar nada. Solo quiero ser feliz y vivir cada momento como el primero de tantos que llegarán.

¿Has visto la diferencia entre realidad y fantasía?







4 comentarios
  1. Esto es hambre de pasión y de pecado.
    Que nunca sacies del todo tu hambre.

    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Correcta tu visión... fué mi sensación. Gracias por tu ruego.

      A tus PIES

      Eliminar
  2. Realidad y fantasía, nada la una sin la otra.
    La combinación de ambas es la receta perfecta para ser feliz.

    Tentadores besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente una mezcla explosiva...aunque la verdadera felicidad la daría la parte de realidad sin tener que recurrir a la fantasía.

      A tus PIES

      Eliminar

Publicar un comentario